Una bolsa de valores más power

Han pasado 20 años desde la primera reforma de capitales peruano y hoy el Ministerio de Economía (MEF) en conjunto con la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) y la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) vienen impulsando un segundo proceso de reforma. Este segundo proceso busca elevar la competitividad del mercado peruano que actualmente se mantiene rezagado con respecto a países pares de la región como Chile y Colombia.

<b>No más élites.</b> El ministro de Economía busca revertir que las empresas peruanas valgan menos por la iliquidez del mercado

Uno de los principales retos que enfrenta esta reforma es la discrepancia que existe entre la demanda y la oferta de valores. La demanda se ha incrementado notablemente durante los últimos años como consecuencia de un mayor nivel de ahorro en la economía peruana. El mayor ahorro se debe al ingreso masivo de capitales extranjeros y a que el tamaño de los fondos administrados por los inversionistas institucionales se ha incrementado notablemente (por ejemplo, las administradoras de fondos de pensiones manejan un fondo de US$97,953 millones).

Sin embargo, la oferta de instrumentos local es aún bastante baja. Actualmente 279 empresas cotizan en la Bolsa de Valores de Lima, pero se espera elevar este número con la propuesta de incentivar a pequeñas y medianas empresas locales a cotizar. Para ello, los criterios y exigencias han sido flexibilizados.

Un punto que la actual reforma no ha contemplado de forma explícita es el aspecto tributario. En primer lugar, mientras los ingresos por depósitos bancarios no son gravados con el impuesto a la renta, las ganancias de capital obtenidas en el mercado de capitales sí lo son. En segundo lugar, la ley establece que los bonos emitidos por oferta pública local sean gravados con el IGV. Estas discrepancias tributarias le restan competitividad al país, porque sus principales competidores (Chile y Colombia) mantienen la exoneración a las ganancias de capital.

La reforma se encuentra en proceso, los retos han sido identificados y el plan ha sido diseñado. Queda esperar los resultados de la misma y estar atentos a los nuevos desafíos que pudieran surgir pues se trata de un proceso de mejora continua.

POR PAOLA CUSTODIO

FUENTE: http://semanaeconomica.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: